De la Abuela para Santa

Como en los años anteriores, la carta de Santa y Niño Jesús van siempre con un vaso de leche y un gran plato de galletas. Hasta ahora, hemos pasado por variedad de preparaciones, desde las clásicas chip a cookies, hasta unos Flips. Básicamente, por petición del público. Esta vez, logré convencer a todos de recuperar un clásico familiar para Santa y el Niñito Jesús: las galletas de Adela.

galletascinco

Adela era (o es) mi abuela paterna. A los 7 años nos mudamos a vivir con ella. Mi abuela, gallega de pura cepa, tuvo una vida muy plena y abundante mientras estuvo en España y hasta que tuvo que salir huyendo de la guerra civil española. Eso hizo que su vida se volteara patas para arriba y, como muchos otros inmigrantes que recibió este país, tuviese que empezar desde cero. Sin embargo, eso no la detuvo, era muy detallista, arreglada y le encantaba atender a la familia y recibir a amigos y conocidos. La recuerdo atendiéndose con la peluquera en casa, mandándose a hacer sus vestidos con una costurera mayor que ella y haciendo medias lunas y torta de moca, para ofrecer en la hora del té. Todo era delicioso, pero nada superaba a las galletas duras. Una receta que parecía tan sencilla como lo es, que preparaba con una ligereza sorprendente y con una informalidad que terminaba en una lata vieja de galletas de soda; donde se conservaban como el día que las hacía. Y nosotros nos escondíamos en las tardes para abrir la despensa y sacar un manojo, pues, como buena víctima de la guerra, las dosificaba matemáticamente y no nos daba más de 4 galletas por vez.

En fin, llevo esta receta en el corazón. Pero además, son realmente ricas, con un sabor casero y un desparpajo que te sorprende al olerlas, romperlas con su crujir y probarlas. Además, es una receta de no más de 4 pasos y sin ninguna complicación. De verás que ninguna. Ideal para invitar a los chamos a hacerlas y no sólo para dejar junto con la carta, sino para regalitos también.

galletascuatro

Ingredientes:

460 gr. de harina todo uso

230 gr. de azúcar

100 gr. de mantequilla

3 huevos

galletasuno

Para la preparación, sólo debes colocar la harina y azúcar en la mesada, dejando un hueco en el centro, en el que colocarás los huevos. Con las manos, bate un poco los huevos y ve incorporando la harina, poco a poco. Cuando hayas logrado una mezcla algo homogénea, comienza a agregar la mantequilla y ve amasando, hasta lograr una masa suave pero bien formada.

galletasdos galletastres

Divídela en tres y estira cada porción sobre una bandeja volteada, sí volteada, evitarás el problema de los bordes y poder usar un rodillo. Es importante que la masa quede delgada, mientras más delgadas las galletas, mucho más divinas estarán. Con un cortador de pizza, corta la masa en rectángulos. Puedes usar también un cortador de ravioles o, estirar la masa sobre una mesada y usar cortadores de galletas. Sin embargo, eso no sería prepararlas como Adela y, para mi, por razones obvias, eso es inaceptable.

galletasportada

Hornea a 350º F hasta que estén bien, bien doradas. Retira del horno, deja enfriar y dando golpecitos a la bandeja contra la mesada, se despegarán. Guarda en un recipiente hermético. Yo, por supuesto, siempre uso una lata vieja.

galletasseis

Esta entrada esta marcada en Cocina.
@macarolinajaso