¿Celebramos Halloween?

Siempre he dicho que la vida es para disfrutarla, y lo que podamos celebrar para que los niños, incluso los adultos, disfrutemos y salgamos de la rutina, pues bienvenido sea. Halloween, es una de esas celebraciones que aunque no es propia de nuestro país, hace varios años la hemos adoptado a nuestra manera, y es una excusa perfecta para vivir experiencias diferentes, desarrollar nuestra creatividad con los disfraces y sobretodo, celebrar en familia.

El origen de esta fiesta se asocia a la conmemoración del Samhain, que es de origen celta, una festividad del periodo pagano en Europa, que se llevaba a cabo la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, y simbolizaba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta, dando comienzo al nuevo año. Esta celebración pasó de los celtas a los irlandeses, y éstos fueron los encargados de llevarla a Estados Unidos, y luego se fue propagando a otros países que actualmente la celebran con mucha popularidad.

La palabra Halloween es una contracción del inglés “All Hallows Eve”, que significa “Víspera de Todos los Santos”, y está asociada a la celebración cristiana del 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, y aunque con los años ha tenido muchas variaciones, sigue conservando su esencia principal que es la transición del día de los vivos al de los muertos. Así que, ¿por qué no celebrar la vida y honrar a nuestros seres queridos que ya pasaron a otro plano?

Además, me encanta saber que celebrar esta fiesta, trae una serie de beneficios psicológicos, entre ellos, te ayuda a vivir nuevas experiencias, a sentirte diferente y a relacionarte más con otras personas de tu entorno, a desarrollar tu creatividad, afrontar tus miedos, y sobretodo, a celebrar que estamos vivos.

Aquí quiero compartir, algunas de las actividades que podemos realizar en Halloween con nuestra familia y amigos:

foto-2-halloween

  • Disfrazarse: el poder representar a otra persona o personaje permite que sea más fácil desinhibirnos y experimentar la magia y la fantasía, nos ayuda a expresarnos y es una actividad sumamente divertida, en la que además, pueden participar todos los miembros de la familia.
  • Organizar una fiesta de Halloween: es una idea genial para compartir con nuestros seres queridos, salir de la rutina, emocionarnos decorando el lugar y sobretodo, pasar un rato diferente.

foto-3-halloween

  • Decorar la casa: esta actividad seguro emocionará mucho a los niños, y será una oportunidad ideal para compartir más con ellos, involucrarse en los preparativos y conversar acerca de esta festividad y su significado.

foto-4-halloween

  • Decorar calabazas: crear sus propias versiones de calabazas les permitirá dar rienda suelta a su imaginación, trabajar en equipo, y liberarán estrés con estas manualidades.
Happy Halloween party with children trick or treating
Happy Halloween party with children trick or treating
  • Jugar “Truco o Trato”: es una actividad beneficiosa para que los niños se relacionen con vecinos y desarrollen habilidades sociales, también para que aprendan lo que significa compartir y ser amables.
  • Conocer acerca de la festividad: no hay mejor manera de aprender sobre otras culturas y tradiciones que investigando sobre ellas, y si lo hacemos en familia, será una oportunidad ideal para conocer otros puntos de vista y ser más empáticos.

foto-6-halloween

  • Ver una película de miedo: es una oportunidad para enfrentar los miedos y temores, y sobretodo, aprender que es válido tenerlos, porque todos somos humanos, y que para eso está la familia, para superarlos juntos.

Así que ya saben que existen buenas razones para celebrar Halloween, y ya que se aproxima, a prepararnos para disfrutarlo en familia

@esposaymama